;
Suplantación

Suplantación de identidad online

La suplantación de identidad online es un riesgo que real y cada vez más preocupante para los usuarios de internet. Hablamos de suplantación de identidad como aquella operación en la que una persona se hace pasar por otra de manera consciente con el fin de obtener algún tipo de beneficio al que no podría acceder de ninguna manera conservando su verdadera identidad. Se trata de un delito penado por ley que ha llegado a internet para quedarse, obligando a las empresas a reforzar la seguridad de sus servicios web para proteger a sus usuarios.

Hacerse pasar por otra persona en internet puede realizarse con el objetivo de obtener privilegios puntuales, pero también puede ser el vehículo para acceder a información confidencial, la cual podría ser compartida y utilizada poniendo en peligro la privacidad de usuarios y quebrantando la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) y el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). En cualquier caso, sean cuales sean las intenciones de quien comete la suplantación identidad en internet, estas pueden verse frustradas si las páginas web y los sistemas de una empresa cuentan con las medidas de seguridad online pertinentes.

Riesgos para los usuarios de la suplantación de identidad online

La gravedad del problema de la suplantación de identidad en Internet y la necesidad de implantar medidas preventivas se comprende a la perfección en el momento en el que se conocen las actividades que se pueden realizar con una identidad suplantada a través de internet. Estamos hablando desde pequeños fraudes hasta grandes estafas, pero también de delitos de otro tipo como pueden ser el Cyberbulling, la extorsión o el grooming, término utilizado para englobar las actividades de acuso o acoso sexual por parte de una persona adulta hacia un menor de edad a través de internet.

Desde actividades de sexting hasta operaciones de banca online, prácticamente cualquier acción en internet que requiera identificación del usuario para realizarse podría llevarse a cabo mediante el robo de identidad. Este robo o suplantación podrá ser cometida por un ciberdelincuente mediante técnicas de phishing y malware (virus informáticos), pero también con otros métodos menos complejos y al alcance de cualquiera como la creación de perfiles falsos.

Compartir información personal a través de redes inseguras, repetir contraseñas para el acceso a diferentes sistemas y plataformas, utilizar equipos con sistemas de seguridad insuficientes o confiar en exceso en contactos que solo se conocen por la red, hacen que la protección del usuario en internet sea extremadamente vulnerable.

¿Qué dice la Ley respecto a la suplantación de la identidad en Internet? ¿Está tipificado como delito? Es cierto que hay excepciones, pero en la gran mayoría de los casos, así es. Si la persona que suplanta la identidad obtiene algún rédito económico o realiza una operación catalogada como estafa, estaremos hablando de delito atendiendo al Código Penal. A su vez, se tomaría como delito la suplantación de identidad con el fin de acosar o bien atentar contra el honor.

Si, por otro lado, hablamos de publicación de fotografías o datos personales, estaríamos hablando de vulnerar el derecho a la propia imagen, un derecho que viene señalado en la propia Constitución Española. Mientras que con el robo de claves para acceder a cuentas digitales de carácter personal como la cuenta de correo electrónico o el sistema de banca online, nos encontraríamos con un delito de descubrimiento y revelación de secretos, como señala el Código Penal.

Cómo proteger a los usuarios de servicios web de la suplantación de identidad

La suplantación de identidad online es un riesgo al que se expone prácticamente cualquier usuario en internet, pero desde Microlab, como expertos en seguridad informática y protección de datos personales, nos ponemos a disposición de las empresas para reforzar la seguridad de sus equipos, sistemas y sitios web. Realizamos completas auditorías para comprobar el nivel protección real de los sistemas de seguridad en activo, pero también proponemos mejoras como la ampliación de equipos y la implementación de medidas de alta seguridad adaptadas al tipo de usuario y a la actividad de la empresa.

Contacta con nosotros sin compromiso para informarte sobre nuestros servicios de consultoría de protección de datos personales y mantenimiento informático para empresas, nosotros te podemos ayudar a reforzar los sistemas de seguridad de tu empresa para evitar la suplantación de identidad y otros riesgos de Internet. Además, también es importante que conozcas la importancia de proporcionar a tu equipo formación especializada en protección de datos personales y tratamiento de información a través de medios digitales.