;
¿Puede un club infantil publicar imágenes de los menores en las redes sociales?

¿Puede un club infantil publicar imágenes de los menores en las redes sociales?

Como consecuencia de la difusión de imágenes de menores, en las últimas semanas se han publicado dos sanciones de 5.000 y 10.000 euros respectivamente a dos clubes deportivos. Más precisamente, ha sido por publicar fotografías en redes sociales de menores. En ambos casos se repetían las conductas de los clubes: publicaban fotografías de los niños y niñas realizando deporte en las redes sociales corporativas del club sin recabar el consentimiento de los padres.

¿Es delito subir imágenes de menores?

En el supuesto que nos ocupa, la única base legal que legitimaría la publicación de las imágenes de niños, será el consentimiento, por lo que es imprescindible para el cumplimiento de la normativa de protección de datos.

El consentimiento debe darse mediante un acto afirmativo claro que refleje una manifestación de voluntad libre, específica, informada, e inequívoca del interesado de aceptar el tratamiento de datos de carácter personal que le conciernen. Los clubes deben recabar este consentimiento por escrito, para obtener una prueba de que se ha otorgado de acuerdo a las exigencias de la normativa.

¿Puede un menor consentir en la autorización de imágenes? Sí, salvo la autorización de imágenes de un menor de 14 años, donde el consentimiento debe otorgarse por parte del padre, madre o tutor legal.

Cuando un club deportivo subir imágenes de menores a internet, debe revisar previamente que cuenta con la autorización de todos los que resulten identificados en las mismas. Cuando se pueda captar a terceros ajenos al club (por ejemplo, jugadores del equipo contrario) o cualquier interesado que no haya prestado su consentimiento, se debe utilizar cualquier técnica que impida su reconocimiento, como el pixelado del rostro.

Además, cuando un interesado retire su consentimiento, se deberán eliminar todas las imágenes publicadas en las redes sociales que puedan identificar al interesado. El consentimiento tiene que ser tan fácil retirarlo como otorgarlo, y el interesado no debe sufrir ninguna consecuencia negativa derivada de la retirada del consentimiento.

Si necesitas mayor información al respecto, puedes contactar a nuestro equipo en Madrid o Barcelona sin coste alguno. Estaremos encantados en asesorarte.