¿Qué es la LOPD?

Cualquier PYME o autónomo que esté empezando a dar su primeros pasos en internet habrá oído hablar de la importancia de la LOPD a la hora de ofrecer servicios web, o simplemente para iniciar un contacto con los clientes a través de medios online. Pero, ¿qué es la LOPD exactamente? El término LOPD corresponde a las siglas Ley Orgánica de Protección de Datos o lo que es lo mismo: la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de derechos digitales.

Qué es la LOPD y cuál es su función

Denominada comúnmente Ley de Protección de Datos, es aquella Ley encargada de preservar la intimidad de las personas. Más concretamente, se encarga de regular el tratamiento de los datos de carácter personal con el fin de proteger la privacidad de los usuarios o colaboradores de un servicio. Esta Ley se aplica en conjunto con el Reglamento General de Protección de datos (RGPD) para la protección de los datos personales manejados por las empresas o entidades en el desarrollo de su actividad comercial.
¿Quién deberá cumplir esta Ley orgánica? La LOPD es de ámbito nacional, mientras que la RGPD es un reglamento europeo. Por lo que todas las empresas que operen en España y requieran el tratamiento de datos personales con diferentes fines comerciales deberán cumplir las exigencias establecidas en estos dos textos legales. Cualquier PYME, gran empresa, asociación, franquicia, colegio profesional o incluso autónomo, deberá adaptar sus procesos a las exigencias de la LOPD y el RGPD. ¿Cómo? Mediante la implantación de medidas para la protección de datos de sus clientes, proveedores y colaboradores.
¿Qué exige esta Ley a las empresas? Este texto busca proteger la intimidad y privacidad de las personas, por lo que todas las empresas, tengan presencia o no en internet, deberán actualizar sus procesos de obtención y tratamiento de datos de tal modo que se cumplan ciertos requisitos exigidos en la LOPD, como que el usuario reciba información clara sobre cómo se utilizarán sus datos o el consentimiento inequívoco para la cesión de los mismos. Pero la Ley es extensa y requiere la total atención de un experto en protección de datos para su cumplimiento, de ahí que sea recomendable dejar la elaboración de estrategias de tratamiento de información personal en manos de una consultoría de protección de datos.

Delegado de protección de datos para el cumplimiento de la LOPD

Microlab ofrece soluciones personalizadas para el diseño de estrategias de cumplimiento normativo en materia de protección datos. Un trabajo que comienza con una exhaustiva auditoría de protección de datos que permita conocer cuáles son los puntos de riesgo en relación a las exigencias de la LOPD.
En este sentido, la mejor opción para tener cubiertos esos puntos débiles de una manera constante es contar con la figura de un delegado en protección de datos. Este profesional se ocupará de velar por el cumplimiento normativo de la empresa en este ámbito, pero también de asesorar en la implantación de estrategias, formar a los trabajadores en el tratamiento de datos según la legalidad y actuar como punto de contacto con la autoridad de control.
Para minimizar riesgos, lo mejor que puede hacer una empresa no es dejar de utilizar datos personales como herramienta para el desarrollo comercial, sino utilizarlos de una manera responsable, siempre bajo el cumplimiento de la Ley Orgánica de Protección de Datos. Y desde Microlab, como consultores de protección de datos con experiencia, conocemos esta Ley a la perfección y qué estrategias pueden ayudar a cada negocio a sacar el máximo partido de los datos sin infringir las diferentes normativas. Si necesita conocer más información, no dude en contactarnos.